Como todas las ciudades Madrid cuenta con muchas curiosidades, hoy os contamos alguna que nos parecen muy divertidas e interesantes.

Por | 18 mayo, 2018 | 0 comentarios

madrid

Como todas las ciudades Madrid cuenta con muchas curiosidades, hoy os contamos alguna que nos parecen muy divertidas e interesantes.

  • ¿Por qué a los madrileños se les llama gatos?

Seguramente muchos no sabréis porqué a los madrileños se les llama gatos. Como en todo en esta vida hay varias versiones, aunque la más fiable habla de que allá por el reinado de Alfonso VI, en 1085, las tropas cristianas intentando conquistar la ciudad de Madrid, en mano de los musulmanes, se acercaron a la ciudad amurallada. Mientras las tropas intentaban distraer a los soldados musulmanes, un soldado, con una sola daga, se puso a escalar la pared con una agilidad propia de un gato. Llegó a la parte alta de la muralla, quitó la bandera árabe y plantó la cristiana.

A ese soldado le pusieron el apodo de “Gato”, y posteriormente a su familia también.

Con el paso de los años se convirtió en uno de los apellidos más ilustres de la ciudad.

Más tarde, se acabó llamando así a los madrileños, eso sí, para ser gato tus abuelos y tus padres deben haber nacido en Madrid, es la regla de los gatos.

  • ¿De dónde viene la expresión “más chulo que un ocho”?

Esta expresión se utiliza de forma habitual y no solo en Madrid, aunque el origen es de la ciudad.

La expresión viene del tranvía número ocho que recorría la ciudad, desde la Puerta del sol hasta San Antonio de la Florida.

Este era el tranvía que utilizaban los castizos y chulapos para ir al baile en el Parque de la Bombilla y, sobre todo, a la fiesta de San Isidro el 15 de Mayo. En esta fecha los vagones se llenaban de hombres vestidos de chulapos, con el traje típico. Las personas que vivían por la zona del Manzanares y veían pasar el tranvía número ocho empezaron a utilizar la expresión, ya que no podía haber nada más chulo que un vagón lleno de chulapos.

“Más chulo que un ocho”

  • Está en “el quinto pino”

En el siglo XVIII se plantaron en una de las calles principales de la ciudad cinco grandes pinos. El primero estaba donde hoy en día se encuentra el Museo del Prado, el resto se plantaron con una distancia notable entre unos y otros hasta donde hoy está Nuevos Ministerios, allí se encontraba el Quinto Pino.

En aquella época la gente los utilizaba como referencia para sus encuentros o indicaciones.

El quinto al ser el más alejado de la ciudad, era donde quedaban los novios de la época para buscar intimidad lejos de las miradas del resto.

  • ¿Quién construyó los Jardines de Sabatini?

Todos pensaréis que Sabatini, pero no, el encargado de diseñar estos jardines fue Francisco García Mercadal.

¿Y por qué se llaman Jardines de Sabatini?

Antes de la Segunda República, donde ahora se encuentran los jardines existía una pequeña ciudad, un anexo con caballerizas, viviendas, almacenes… era un anexo donde vivía gran parte del servicio del Palacio Real.

En la Segunda República, el Gobierno expropia estas propiedades a la familia real dándoselas al pueblo y pasando a ser propiedad de todos los ciudadanos. Francisco García Mercadal fue el encargado de llevar el proyecto adelante.

Ese anexo al palacio sí que lo diseñó Sabatini. De ahí que los madrileños siguieron haciendo referencia al arquitecto para referirse a esa zona hasta que posteriormente tomara oficialmente el nombre de Jardines de Sabatini.

  • ¿Dónde nació El Corte Inglés?

En su origen fue una tienda de telas en la Calle Carmen. Abrió sus puertas en 1884 en el centro de Madrid, ofreciendo unas telas de una gran calidad y unas confecciones elegantes.

El éxito les permitió ir adquiriendo locales adyacentes y consiguiendo en poco tiempo un escaparate de unas dimensiones no acostumbrados en aquella época.

Se convirtió en referente de sastrería en Madrid para los madrileños.

  • ¿Cómo se llaman los leones del Congreso de los diputados?

Estos leones, hechos en 1865 por Pociano Ponzano, fueron bautizados desde el principio por Daóiz y Velarde, los dos héroes de los levantamientos del dos de mayo de 1808.

Siempre existen anécdotas que contar, aquí intentaremos recopilarlas.

Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*